Fisioterapia

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define en 1958 a la Fisioterapia como: “El arte y la ciencia del tratamiento por medio del ejercicio terapéutico, calor, frío, luz, agua, masaje y electricidad.

La quinesiología, kinesiología o cinesiología1 es el estudio científico del movimiento humano empleando los principios de las ciencias físicas, y en consecuencia, el estudio de la quinesiología abarca varias disciplinas.

Llámanos

Estaremos encantados de atenderte

Escríbenos

Consulta con nuestros profesionales

Entendiendo

La Kinesiología / Fisioterapia

El entendimiento de la Kinesiología es fundamental para el análisis y tratamiento de problemas en un principio al sistema neuromuscular esquelético así como el sistema del cuerpo se ve afectado en su totalidad por afecciones que no afectan directamente a este.

El Kinesiólogo es especialista en la mejora, el mantenimiento de la capacidad fisiológica del individuo y la prevención de sus alteraciones. Su formación le permite intervenir en el diagnóstico, la recuperación y rehabilitación psicomotora, mediante la aplicación de técnicas y procedimientos de naturaleza física. No obstante, se analiza principalmente el movimiento humano (en todas sus ramificaciones) desde el punto de vista de las ciencias físicas.

Las áreas de estudio de la Kinesiología, abarcan: anatomía humana, histología, fisiología, fisiología del ejercicio, fisiopatología, ortopedia, semiología médica, biomecánica, análisis del movimiento, ergonomía, kinesiología deportiva, metodología de la investigación, terapia manual, fisioterapia, rehabilitación de poblaciones especiales, entre otros.

El tratamiento

Conociendo las técnicas

El campo de la Kinesiología/ Fisioterapia es tan amplio que el profesional diplomado cuenta con un caudal de técnicas para el diagnóstico y tratamiento de las distintas disfunciones del cuerpo.
Podemos dividir las técnicas de tratamiento en:

  1. Agentes físicos: ultrasonidos, LASER, electroanalgesia, campos magnéticos y muchos agentes mas que nutren al profesional desde el punto de vista electrofísico.
  2. Terapia Manual: engloba a todas las terapias manuales que no incluyen agentes físicos/eléctricos: masajes, movilización articular, osteopatía, Método Busquet, etc
  3. Ejercicio terapéutico: el proceso de rehabilitación incluye una parte muy importante en el ser humano que es la actividad física, el trabajo de conciencia corporal, flexibilidad y fortalecimiento muscular para recuperar las habilidades perdidas.

Osteopatía

La medicina osteopática se encuentra enclavada dentro del amplio abanico de las disciplinas fisioterapéuticas, consistente en un conjunto de técnicas manuales y tratamientos no invasivos, evitando la aplicación de métodos farmacológicos para su tratamiento.

Entendiendo

osteopatía

La osteopatía es una disciplina con una visión holística del cuerpo humano, entendiendo este como una unidad, un todo y no como un conjunto independiente de órganos y estructuras.

Los tratamientos osteopáticos se encaminan al alivio de la dolencia a través de la recuperación del equilibrio orgánico general, más que el alivio analítico del foco del dolor.

A este concepto se suma la aplicación de la homeostasis, es decir, la propiedad de los organismos vivos para mantener una condición estable compensando los intercambios internos y externos (metabolismo), como por ejemplo la autorregulación de la temperatura o de los niveles corporales de pH.

Esta disciplina fue desarrollada por el estadounidense Andrew Taylor Still en el año 1874, y actualmente se encuentra reconocida por la Organización Mundial de la Salud, siendo impartida como estudios universitarios en países como Francia, Inglaterra o EE.UU. A pesar de ello, en España la osteopatía no se encuentra regulada como una actividad profesional legal, extremo calificado de controvertido teniendo en cuenta que el Ministerio de Ciencia e innovación sí lo reconoce legalmente, pero sólo dentro de las competencias del grado en Fisioterapia.

Respondiendo a una duda generalizada

¿Para quién está indicada la osteopatía?

Gracias al concepto holístico de la osteopatía (que entiende el cuerpo como un todo), su uso está recomendado para una amplia variedad de trastornos y alteraciones orgánicas:

  • Osteo-articulares y músculo-esqueléticas: esguinces, contracturas, tendinitis, radiculopatías (pérdida de sensibilidad), dolencias fruto de dismetrías estructurales (miembros de distintas longitudes), etcétera.
  • Digestivas: colon irritable, meteorismo, estreñimiento, gases, hernia de hiato, gastritis…
  • Genito-Urinarias: incontinencia, amenorrea, dismenorrea, cistitis, trastornos menopáusicos y otros.
  • Sistema respiratorio: asma, tos, bronquitis…
  • Neuronales: cefaleas de distintos orígenes, neuralgia trigeminal, migrañas tensionales.
  • Pediatría.
  • Postoperatorios.
  • Trastorno del sueño, fatiga, vértigos, cansancio generalizado, estrés, ansiedad, etcétera.
  • Obstetricia.

Método Busquet

El método de las cadenas fisiológicas se sostiene en un examen completo que pone en evidencia los puntos de tensión en las diferentes partes del cuerpo, a nivel de cada una de las cadenas. Este examen permite hacer una síntesis teniendo en cuenta al paciente y su entorno.

Es un método de terapia manual adaptado al paciente :

  • Para liberar zonas de tensión
  • Devolver una buena movilidad de los tejidos orgánicos en las diferentes cadenas
  • Devolver una mejor función
  • Devolver una mejor estática

El conjunto de las funciones del cuerpo está naturalmente programado.
El objetivo es simple: quitar el máximo de tensiones estructurales parásitas que son la base de las disfunciones, deformaciones y dolores.

¿Para quién está recomendado?

Un método para todos

Que sea un método para todos concierne a pacientes desde el nacimiento hasta una edad muy avanzada :

  • Los bebés para que se sientan cómodos en su cuerpo. Esta sensación de bienestar repercute sobre la postura, el lenguaje corporal, el comportamiento somático y emocional del niño. Liberando las zonas de tensión, el método trata las asimetrías posturales (tortícolis, desalineamientos del tronco), plagiocefalias, braquicefalias, dificultades en la lactancia, problemas digestivos (regurgitaciones, cólicos, constipaciones), llanto, sueño, etc.
  • Los niños que presentan deformaciones: pies, rodillas, cifosis, lordosis, escoliosis, deformaciones torácicas, dolores de crecimiento, problema ORL, respirador bucal y maloclusión, problemas de acomodación visual, problemas de concentración, etc.
  • Los pacientes sufren trastornos funcionales viscerales ( opresiones, problemas digestivos, cólicos, estreñimiento, reglas dolorosas…)
  • En los deportistas para mejorar la fiabilidad y el rendimiento.
  • Las personas activas, de edad, los sedentarios, con el fin de prevenir o de atenuar las disfunciones físicas y orgánicas así como los efectos de la artrosis.

Conoce

El tratamiento

Simple, concreto y global. Su fin es quitar el máximo de las tensiones parásitas que son la base de las disfunciones, deformaciones y dolores. La realización del tratamiento aprecia el hecho que después de la intervención cualitativa del práctico facultativo, el cuerpo realiza una parte importante de la recuperación gracias a la programación de sus diferentes funciones.

Las técnicas

Están esencialmente basadas en la relajación, la postura, la liberación con el fin de reprogramar el buen funcionamiento de las cadenas fisiológicas.

Las sesiones

Aproximadamente 50  minutos según la problemática del paciente.

La frecuencia

Este trabajo de calidad actúa sobre el organismo en profundidad y requiere un tiempo de asimilación y de regulación. La frecuencia se adaptará a cada paciente. El ritmo de un vez por semana es una media

El Mantenimiento

Cuando el tratamiento se acaba, se aconseja hacer sesiones de mantenimiento que pueden ser espaciadas de uno a tres meses. El cuerpo tiene una memoria en los tejidos orgánicos y este recordatorio periódico es el mejor tratamiento preventivo.